¿Acabas de sufrir un accidente? Calma. Respira hondo y tranquilízate, lo peor ya ha pasado y no hay que ponerse nervioso. Asegúrate de retirar los vehículos accidentados de la calzada en la medida de lo posible y de señalizarlos, además de ponerte el chaleco reflectante para ser visible a los ojos de otros conductores. Para evitar males mayores, evita quedarte en la carretera, dirígete al arcén y sal de la calzada. Ahora deberás rellenar un parte amistoso de accidente. ¿Sabes cómo hacerlo?

Saber actuar correctamente es clave ante una situación de este tipo. No dejes que los nervios te jueguen una mala pasada. Por eso, debes recordar que tienes que rellenar el parte amistoso de accidente. Vamos a seguir los consejos que ofrece la empresa de alquiler de coches Sixt para despejar todas tus dudas al respecto:

  1. Lo primero, hay que mantener la calma, comprobar si hay algún herido y qué daños materiales se han ocasionado. En caso de emergencia, llamar al 112.
  2. Si no hay lesiones hay que rellenar el parte amistoso de accidente. Este impreso cuenta con dos copias y en el que se debe detallar a la compañía aseguradora los datos de los dos vehículos accidentado y de los conductores implicados.
  3. El parte amistoso tiene dos columnas, una para el Vehículo A y otra para el Vehículo B. Da igual elegir una u otra, al igual que quedarse con la primera copia o segunda del parte que vamos a rellenar. Lo que no debe dejar de hacerse es cumplimentar todos los campos correctamente y de la forma más detallada.
  4. No hay que olvidar detallar la fecha, hora y lugar del accidente, además de los datos de ambos conductores, sus números de póliza del seguro, teléfonos de contacto y matrículas de los vehículos.
  5. La columna central sirve para detallar situaciones y se deben marcar con una X las que correspondan a cada uno de los vehículos en el momento previo al accidente.
  6. No hay que explicar quién es el culpable del accidente, puesto que esa resolución deben decidirlo las compañías aseguradoras.
  7. También es importante dibujar un croquis que detalle el momento del accidente. Y señalar los puntos iniciales de colisión de ambos coches.
  8. Por supuesto deben detallarse qué daños han sufrido los vehículos y, si es necesario, rellenar el campo de las observaciones. Es muy útil fijar los daños por lugares del coche genéricos, como ‘parte delantera’ o ‘lateral izquierdo’. Tampoco es grave si cada implicado muestra desacuerdo en las observaciones que se explican en el parte amistoso.
  9. Y hay que firmar. Los dos conductores deben dejar constancia de ello y, después de la firma, ya no se puede modificar el parte.
  10. Cada conductor debe quedarse una copia del parte amistoso que después debe entregar a su aseguradora en un plazo inferior a siete días.

Seguir estos consejos asegura la gestión del siniestro sin complicaciones.