PorFa Califica esta publicación

En verano, los termómetros se ponen por encima de los 30 grados y el coche aparcado en medio de la solana… Misión imposible conducir si no es por el aire acondicionado, por lo que te vamos a contar varios trucos para que el aire acondicionado enfríe más y gastes menos combustible cuando lo necesites. Y además te vamos a contar otros consejos a tener en cuenta para evitar problemas o que nos deje de funcionar nuestro aire acondicionado y acabar achicharrados dentro del coche.

El primer consejos es que debes encender también el aire condicionado en invierno, solo de vez en cuando, para evitar que se resequen los conductos por falta de uso. Con unos minutos funcionando será suficiente.

Limpieza
El aire acondicionado no es solo un botón en el salpicadero. Hay mucho más debajo del capó y es imprescindible mantener limpio sobre todo el radiador y de vez en cuando comprobar que todas las mangueras están sin cortes que pueden hacer que se pierda el gas del aire acondicionado y, por tanto, que enfríe nuestro habitáculo.

El gas
Como hemos dicho, el elemento fundamental de nuestro aire acondicionado es el gas que lo hace funcionar. Si no hay gas, no enfría. Por eso las fugas en el sistema provocan que el gas pierda sus propiedades. Si enciendes el aire acondicionado y no enfría rápido, es un claro indicio de que te tocará hacer la recarga de gas en el taller. Encontrarás precios a partir de 30 euros para hacer esta recarga de gas para el aire acondicionado.

Huele mal
Si el aire acondicionado huele mal es otro síntoma de problemas a la vista. Cuando el olor es notorio puede ocurrir que los filtros del aire estén pidiendo un cambio. Bacterias, polvo, humedad y hongos se van acumulando en los filtros… No te olvides de sustituirlos periódicamente.

No forzarlo
Para evitar que el aire acondicionado se estropee también es importante saber que no debemos forzarlo y evitar que trabaje al máximo de potencia.

22 grados
Sé racional cuando enciendas el aire acondicionado y no te congeles. La temperatura ideal en el interior del coche debe estar en torno a los 22 grados. Si eres de los que ponen el aire acondicionado por debajo de los 20 grados, tu consumo de combustible aumenta un 20%. ¡Ahorra cuando uses el aire acondicionado!